Aunque no suele ser la postura preferida de las chicas, follar a cuatro patas es lo que más le gusta a esta pareja amateur que prefiere no cambiar de posición durante todo el polvo.

Dale que dale a cuatro patas con semejante rubia que está de unta, pan y moja y que pone unas caras de placer que son para enmarcar en el salón de casa (aunque por momentos parezca completamente aburrida):

Follando a cuatro patas

Lógicamente, el macho común no es capaz de aguantar follando con semejante chochito durante más de 5 minutos así que el afortunado follador de este video casero se corre en menos que canta un gallo.

Parece que les gustan las corridas internas porque le deja todo el lefazo dentro de su coño y ella se levanta para enseñar a la camara todo el “creampie” recien salido del horno :wink_wp: