chica bebiendo semen en un vaso

Tragar el semen de un tío es bastante nauseabundo, relativamente tolerable en un momento de calentura y efusividad coital, pero cuando todo vuelve a la normalidad, la reacción instantánea es escupir, y eso si ha caído la breva de que ha entrado algo en la boca.

Porque no nos vamos a engañar, a prácticamente ninguna chica nos gusta el semen, sabe mal, tiene una textura vomitiva y provoca acidez de estómago.

Pero como todo en esta vida, hay gustos y parafilias para todo. Si le dais al play del siguiente video, veréis a una chica bastante fea, con un tatuaje en la baja espalda, que la verdad, no incita a continuar la visualización, pero os lo recomiendo. No dura mucho, y al final, gracias a la compresión de las paredes de su vagina y culo ejercida sobre la polla de su novio, su deleznable pero agradecida polla, éste eyacula en un vaso de chupito y la muy cerda se lo bebe como quien se toma un orujo de hierbas tras la cena.

¡Menudo estómago!