polvazo

Cuando escribí mi primer post en Aztepajas.com un lector, Mateo es su nick, me preguntaba que es para mi un buen polvo, le prometí que lo contestaría en un post, y es que describir un buen polvo, uno realmente bueno, es difícil de contar punto por punto.

Tendrías que describir a la perfección todo lo que hace el hombre contigo, lo que haces tu, como se curva de placer tu cuerpo cuando te toca en según que sitio, como sería el cuarto, las caricias con ternura, la comodidad y amplitud de la cama, etc. Y es que todo influye en un buen polvo.


Yo, como ya vais viendo, no tengo por costumbre resumir demasiado, quizás incluso mis posts pecan de demasiado largos, y me gusta que me leais, mucho, adoro ver vuestros comentarios aunque me lleveis la contraria, eso significa que algo desperté en vosotros que os impulsó a contestar, pero tampoco me gusta aburriros con textos larguísimos (a veces lo hago, lo siento), así que procuro resumir en lo posible pero, lo reconozco, eso de resumir no se me da nada bien, pero nada de nada.

Escribo, tecleo quiero decir, con bastante facilidad (sería una secretaria estupenda), vamos que las palabras pasan de mi cabeza al teclado casi al instante, no me cuesta trabajo, por eso supongo que lo mio no es resumir.

Así que ahí andaba yo, y llevo ya tiempo, pensando en como hacer un post del polvo que me gusta, mejor dicho, del polvo que más me gustaría, de un Sr. Polvazo, y más o menos tenía la descripción en mi cabeza, creo que sinceramente podría resumirla mucho, en lugar de siete posts muy largos a lo mejor hubiese logrado meterla en seis.

Esto realmente sería un problema, porque una cosa es lo que yo tengo en la cabeza, cuando empiezo a escribir… la cosa se alarga. Así que no paraba de darle a mi cabecita para reducirlo más y más pero de pronto, la Diosa Tecnología acudió en mi ayuda en forma de un estupendo video.

Una imagen, que según dicen vale más que mil palabras, no llegaría para una de mis descripciones, pero un video de casi 33 minutos, contando que tenga 24 imagenes por segundo, tiene apróximadamente 47.520 imágenes, si no me equivoco.

Creo que 47.520 imagenes pasando a toda velocidad durante 33 minutos si se puede contar lo que es para mi un buen polvazo de esos que no olvidas en toda tu vida.

Un detallito, fijaos en el minuto 21’40 más o menos. Es que eso de ponerme (o que me pongan, con suavidad, por favor) boca abajo, mis piernas juntas, y me la metan así por el coñito me pone loca, si levanto el culito para que me la meta mejor y veo que a él le agrada… ¡buf! en mi cabeza estallan estrellitas de colores por millones.

Esto es para mi UN POLVAZO DE LOS QUE HACEN ÉPOCA: