follada amateur

Túmbate en la cama y déjate hacer. No me toques, no me hagas nada, como mucho limítate a mirar y graba lo que veas con la cámara del móvil para luego vernos en el ordenador desde tu ojo digital.

Tu cuerpo es para mí, tu polla es para mí, tus ganas de follarme son para mí, y el placer de los dos. Mi placer activo, tu placer pasivo. No digas nada, no molestes, no interrumpas mi trabajo por algún banal motivo. Déjame evadirme con tu polla, empaparme de ella y tú graba, grábame cachonda y filma a tu babosa polla buscando el hoyo.

No te corras al mínimo roce. Controla tu eyaculación precoz o te corto los testículos con el filo de mis colmillos. Rozarme es los que quiero, rozarme con tu cuerpo, y rozarme con el obstáculo de tu polla. Que tu polla cate mis manos, mi coño, mis tetas, que sufra alguna accidental penetración en mi vagina provocada por mí, iniciada y finalizada cuando a mí me apetezca.

Me gusta tenerte ahí tan ofrecido, tan dispuesto, tan palote, cachondo como un perro hambriento para que me corra con tu polla y tú te quedas con las ganas para cuando me apetezca correrme por segunda o tercera vez.

Ahí, mi hombre, mi polla, mi lechón y mi cámara.