Venga, reconocelo, la mitad de los dias solo veías Bola de Dragón por verle las enormes tetas a la antipática, pero muy sensual Bulma. Y la otra mitad, por supuesto, era para levantarte del sofá de un ágil salto cuando Woku iba a hacer una kamehameha, colocarte delante del televisor y hacer lo mismo que el. Y es que si los niños que ahora tienen 30 y pocos años han querido hacer algo extraordinario en su vida ha sido teletransportarse tocándose en la frente con dos dedos, poder lanza ondas vitales y tocarle las tetas a la guarrilla de la Bulma. Y eso, amigos, puede que hoy…


… lo consigáis con este juego erótico cuya única protagonista es una guapisima Bulma mas tetona que nunca y mas caliente que siempre. Para poder verle el chochito y mojarselo podrás hacer uso de varios instrumentos de placer como consoladores o incluso tu imaginaria polla. Elige que parte de su cuerpo quieres tocar ¡y al ataque! Solo necesitas el puntero del ratón para jugar.