amateur dulce lena webcam

En mi trayectora de voyeur de webcams, he ido haciendo una estadística de cómo son las chicas en su mayoría, sus rasgos, sus actitudes, sus maneras de actuar… y, así globalmente, los resultados me dicen que la mayoría son chicas jóvenes, atractivas a la par que insípidas, un poco guarras y con cara forzada de zorras.

Pocas webcamers se muestran naturales, la mayoría fuerzan sus rasgos, fuerzan sus caras angelicales para convertirlas en caras de guarras con ganas de sexo cuando realmente están pensando en qué van a cenar cuando terminen el espectáculo por la webcam. Unas lo hacen mejor que otras, pero pocas tienen cara de zorronas por naturaleza.

Luego, la minoría, son esas con cara de virgencitas que no intentan ocultarla, sino que aprovechan y le sacan jugo, porque tanto o más morbo da a un tío que la chica tenga cara de viciosa que de virgen, casta y pura sin estrenar. Un ejemplo de cara angelical, dulce, tierna e inviolable es la webcamer Lena.

Dulce y traviesa, Lena la que os la pone tiesa.