Jovencitas viciosas follando 01 Jovecitas viciosas follando 02

No sé cómo lo hacen, pero no hace falta estar casado toda la vida con una mujer para follar, tras convertirte de mayor en un viejo gordo y peludo. Yo pensaba que sí, que sólo tu esposa era quien te iba a aguantar y se iba a abrir de patas para follar, después de la rutina de casados y de tantos años de relación.

Pero hay otras jovencitas amateur que están dispuestas a hacerlo. Y encima no es que sean feas, que lleven hierros en los dientes ni porten unas gafas de culo de vaso. Son unas rubias cachondas con unas curvas deliciosas y por lo visto, bisexuales.

El cómo habrá conseguido que estas dos jovencitas viciosas se fijen en él, ya no lo se. No se si es que serán tan putas como para que les atraiga físicamente el cuerpo de un hombre seboso y peludo, o es que son tan putas como para chuparles la polla a semejante especimen por dinero.

Lo que sí que es cierto es que el tío se lleva una doble mamada a dúo, le comen los huevos hasta la saciedad y las tías se morrean delante de su cara durante rato para acabar pasándose el semen de la corrida en un cumswap.

¿Dinero o vicio?