Sexo bajo el agua 01 Sexo bajo el agua 02

Ponerse un preservativo bajo el agua es algo realmente complicado. Se debe poner con el pene erecto y antes de entrar en contacto con el agua. De no hacerlo así, es posible que pueda romperse. Además, no se conoce a fondo cuál es la influencia del agua de mar o de los productos químicos sobre el látex, por lo que se recomienda su uso combinado con otros métodos anticonceptivos.

Por otro lado y aunque resulte paradójico, el agua seca, dificultando así la penetración y haciendo que el sexo sea algo molesto en vez de placentero. Por tanto, es importante usar lubricante.

También hay que asegurarse de que los movimientos durante la penetración no mueven el preservativo y al terminar, hay que sujetarlo bien para que no se quede dentro de la vagina.

Con todos estos inconvenientes… ¿no será mejor realizar mamadas bajo el agua?

Claro que, a las chicas les resultará más incómodo al tener que abrir la boca bajo el agua y tener que aguantar la respiración debajo del agua con un pene dentro de la boca.

Pero una corrida en el fondo del mar o bajo una piscina, resulta muy graciosa ya que vemos cómo el semen sale esparcido a presión y se queda flotando bajo el agua.