Masturbandose en la playa 01 Masturbandose en la playa 02

Hay a quien le pone cachondo echar un polvo en la playa con el riesgo de que te pille la gente. Simplemente el morbo de saber que alguien puede verte follando con tu pareja y que le va a provocar una reacción extraña, ya sea de incredulidad o de asombro, haciendo que pase de largo como si no hubiese visto nada o quedándose a mirar excitado por la situación, hace que a uno le den ganas de ponerse a darle al tema.

Claro que ello supone enseñar todas las partes más íntimas de uno mismo, sobre todo de las mujeres, que son las más avergonzadas. Pero hay una solución intermedia para este tipo de situaciones.

Consiste en que tu novia te haga una paja en la playa en vez de poneros a follar. Así ella no tiene tanta vergüenza por estar con el culo al aire y enseñado los pelos de su coño, pero a la vez, siente la pasión y el morbo de que alguien le vea cascándote la polla.

Esta pareja lo ha hecho en más de una ocasión y en diferentes lugares en sus pasadas vacaciones. Disfrutaron del sexo y de unas corridas impresionantes.