Esta chica morena lo que tiene es mucho vicio. Se apoya en el sofa de espaldas con una minifalda que deja entrever todo su bocadillo y espera a que llegue quien sea para ponerlo torete. Entra un tío de melenas con cara de cabra y más salido que el pico de una mesa y no se lo piensa ni un segundo, le levanta la falda, le aparta el tanga y empieza a jugar con su lengua por toda la zona para prepararla…

La tiene tan gorda que al principio le cuesta incluso metersela por el coño, pero cuando ella se empieza a calentar y chorrea de gusto por todas partes tampoco se lo piensa 2 veces y ¡la abre bien de piernas para metersela por el culo!

Aunque pone cara de dolor cuando se la mete por el culo, en el fondo es lo que iba buscando. A los que os guste el sexo anal os encantará este video guarro porque la chica está realmente bien y no parece en ningún momento que esté unicamente actuando, a esto se le llama disfrutar con el trabajo e irse bien merendada a casa porque la corrida del macho en su boca no es para despreciarla.