Alba la puta bloggera

Haciendo de mamporrera

Autora: Alba Escort

5 marzo 2011 | 7 Comentarios

mampoerrero

No se si todos sabeis lo que es un mamporrero/a y tampoco se si se usa el mismo término para lo mismo en todos los países de habla hispana así que os lo aclaro, aunque también lo podeis ver en el diccionario.

Una mamporrera, que ese es mi caso, es una persona que, hablando en plata, en las montas de caballos a yeguas se encarga de que el animal macho meta su polla lo más rápido posible donde debe de hacerlo. O sea, agarra el pene del animal, lo apunta correctamente a donde debe de introducirse y él resto lo hace él solito de un empujón.

Pues sucede que a una a veces le proponen cosas que a priori tienen un morbazo terrible y va y las acepta alegre y divertida, pensando en pasar una tarde de vicio, placer y encima ganando un buen dinerito, pero claro, ciertas cosas, cuando interviene un desconocido, que en este caso es el cliente, nunca sabes como van a salir ni por donde va a tirar el hombre, que cada uno es hijo de su padre y de su madre y tiene sus preferencias, en parte esa es una de las cosas que me dan mucho morbo en este oficio, el pensar en lo que pasará, en como será el sexo de tal o cual manera o con tal o cual fulano, cuando es buen amante y me lo demostró otras veces ese morbo se me acentúa al pensar, elucubrar más bien, en lo que me tendrá preparado para el día en que quedo con él, muchas veces suele salir de maravilla y otras, algunas cosas, pues no tanto ¡qué se le va a hacer! hay que estar a todo ¿verdad?

Me llama una amiga transexual, ya me lo hice más veces con ella, tanto sola y por el puro gusto de follar con ella (y ella conmigo, que también le gusta) y con algún que otro cliente, siempre me lo pasé muy bien, ella es guapísima, muy femenina y no es de estas transexuales a las que no se les pone dura por exceso de hormonas y cosas así, tiene una hermosa polla, un cuerpo de mujer perfecto, una cara preciosa y en la cama es una puñetera serpiente y si le dejas te chupa hasta el alma. Mi amiga me pregunta si puedo ir rápido a su piso, que un cliente quiere hacerselo con ella y con una chica, le pregunto si conoce al cliente y me dice que no, así que no sabemos como saldrá la cosa, pero bueno, ella bromeando, me dice que yo no me iré insatisfecha, acepto el asunto y me llevaré calentitos doscientos euros del ala, que nunca vienen mal, y seguro que tratándose de ella paso un buen rato.

bailey jay

Cuando llego a casa de mi amiga nos cambiamos, a ella le gusta recibir a sus clientes en lencería y yo, para complacerla a ella y a sus clientes solo tengo que quitarme el vestido, debajo llevo un conjunto precioso con medias y ligueros negro, así que no hay problema, me dejo puestas las botas por la rodilla con taconazos. A mi amiga tengo que recomponerla un poco y darle algunos consejos, como casi todas las transexuales, y no se por qué les pasa esto, se ve que les encantan los colorines y hacen unas combinaciones de lencería imposibles, y definitivamente… unas medias y un liguero color fucscia no quedan bien con un tanga y un sujetador negros, así que buscamos en su armario y… toda con lencería negra, ahora ya parece una persona normal, llevamos las dos un conjunto similiar, ella se pone unas botas por el muslo y nuestro corte de pelo es muy parecido, le diremos al cliente que somos hermanas mellizas, por ver como reacciona y porque según mi amiga eso le dará más morbo.

El cliente es un chico normal, atlético y tirándo a guapo, no es guapo de todo pero sirve para un polvo mientras pague, en una cafetería ni me fijaría en él pero quien paga, aunque no sea muy guapo, tiene derecho a disfrutar de mi carne y mis servicios. Parece un tanto serio, aburrido quizás mientras lo lavamos entre nuestras risas, quizás sea su primera vez con una transexual, incluso puede que sea su primera vez de putas, tiene cerca de los treinta años, quizás los treinta, así que no sería de extrañar, nos dice que no, simplemente debe de ser un poco tímido.

En la cama, nosotras le hacemos un breve númerito lésbico, muy compenetradas, como siempre, que nos conocemos bien y a mi esta situación me encanta, observo de reojo como su polla se pone dura, está cerca de mi mano, y mientras morreo y me rozo con mi amiga agarro el pene de él para pajearlo, mi amiga ya está terriblemente dura, siento su polla rozándose en mi muslo, siento el flujo en mi vagina, mi tanga lo noto húmedo también, mi amiga lo acaricia presionando ligeramente con su mano y le cuenta a nuestro cliente, al que yo no dejo de pajear mientras está de rodillas a nuestro lado, lo mojada que estoy y le explica que soy una perra, el cliente se agacha, al agacharse mi mano tiene que soltar su pene, el se mete en la boca la polla de mi amiga, sin condón ni nada, se ve que está ansioso o le da igual, la chupa con ganas y lo hace bien el cabrón, me excita terriblemente ver a un hombre chupando una polla, más aún si esa polla está en un precioso cuerpo femenino como el de mi amiga.

Ella le dice que chupe despacio, que guarde sus fuerzas, mi amiga quiere que me folle a mi, le cuenta que disfrutará mucho viendo como me follan mientras yo se la chupo aún más, me estoy masturbando con mi mano apartándo ligeramente el tanga, tengo que parar, solo imaginarme esa idea… ¡buf! si sigo masturbándome me correré ya mismo, me detengo un poco para morrear a mi amiga sin perder de vista como el cliente la chupa. El para, dice que no, que quiere ser follado. Eso también me gusta. En el sexo las cosas pueden cambiar en un segundo, más si se trata de sexo entre putas y clientes, estamos para colmar su placer, estoy segura de que a mi amiga le encantaba la idea de verme follada mientras la chupaba a ella, ahora la cosa será al revés, ella me follará, posiblemente el cliente me coma el coño, no se presenta nada mal el plan.

Bianca Freire

Lo ponemos a cuatro patas, mi amiga se pone detrás de él para metersela por el culo, me fascina en ese momento la idea de ayudarla, de agarrar su polla y apuntarla al culo del cabrón al que se va a follar y lo hago, soy yo quien le pone a ella el preservativo, quien le unta la polla de lubricante, también echo un poco en el culo del hombre, introduciendo alguna cantidad dentro con mi dedo, agarro la polla de mi amiga, la pongo en la entrada del ano del chico y veo como esa preciosa polla se introduce un poco en el ano del hombre, la deja quieta ahí, unos segundos, le cuesta trabajo no metérsela toda, de golpe, hasta el fondo, lo se, pero ella también sabe que ese ano hay que dilatarlo un poco o al hombre le dolerá quizás demasiado y posiblemente se la saque, a Tania le jode mucho que se saquen la polla doloridos una vez que la tiene dentro, aprieto su vientre con mi mano para que se contenga mientras veo la cara de placer que pone la cabrona, la morreo, beso suavemente su cuello y sin dejar de apretar su vientre lamo y chupeteo sus pezones, aflojo un poco la presión de mi mano en su vientre, siento como ella quiere empujar, pero se lo impido, le susurro al oido que esté tranquila y le aconsejo que sea él quien se la meta, empujando su culo hacia atrás, el hombre me escucha y sin tener que obedecer… obedece, veo como la polla de mi amiga se entierra en el trasero del chico, hasta el fondo, la contemplo bombeándolo despacio.

Agarro un condón y me pongo con la cabeza bajo nuestro cliente que tiene la polla durísima, siento como jadea de puro gusto, le coloco el condón y comienzo a chuparsela, abro mis piernas, como puedo, bajo él, ofreciéndole mi coño pero… lo único que consigo es que mis piernas le sirvan de agarradero mientras mi amiga lo embiste una y otra vez, ni por un momento siento sus labios en mi piel, menos aún en mi coño, cosa que toda yo agradecería mucho, pero que se le va a hacer, el cliente paga y hace lo que le de la puñetera gana, yo me dedico a comerme su polla y me masturbo con la mano suavemente tratando de incitarlo a que me lo coma, pero no lo hace, yo sigo chupando su polla y al poco se me cae encima, a través del condón noto que su semen sale a borbotones, se está corriendo el hijo de puta con su polla en mi boca y su culo lleno de la polla de Tania. Se quedan los dos encima mío, matándome con su peso, Tania le susurra al oido algo sobre lo que le gustó que le follasen el culo y se la chupasen y él, que parece feliz, dice que si, yo casi grito que me están matando, se apartan entre risas y cuando lo hacen Tania saca la polla de su culo, observo que la pobrecilla no se corrió, supongo que quizás se reserva para otro cliente, a las transexuales, cuando se corren, después suele costarles bastante empalmarse de nuevo y más aún correrse otra vez, así que suelen reservarse no teniendo orgasmos con todos sus clientes, algunas para lograr satisfacer a todos se meten algo de viagra, no es el caso de mi amiga.

Nuestro cliente decide que ya tuvo suficiente, pagó una hora, no llevamos ni media pero se ve que ya está satisfecho (que bueno es tener dinero, puedes tirarlo como te de la gana) y decide que es hora de irse, se viste y lo acompaño a la puerta mientras mi amiga reordena levemente el cuarto, lo despido con un beso sugiriéndole que vuelva cuando lo desee.

Cuando cierro la puerta dos manos agarran con fuerza mis muñecas contra ella, Tania me susurra al oido que su leche será para mi, que zorra, no se reservaba para nadie, solo cumplía una promesa, me había dicho que yo no me iría insatisfecha. Siento como su polla, aún dura, entra en mi coño y me folla, allí, de pie, yo casi podría decirse que estoy crucificada en la puerta, ella me suelta una mano para acariciar mi clítoris mientras me folla el coño y yo… yo… yo me corro viva allí de pie, la diferencia debe de ser de un par de segundos cuando se viene ella en mi interior a la vez que me aprieta con fuerza el clítoris, casi haciendome daño, y una teta, mientras se está corriendo me mordisquea el cuello por detrás, nos dejamos caer sobre la moqueta del suelo. Abrazadas aún, sintiendo sus espasmos en forma de breves embestidas le doy las gracias por el orgasmo, ella saca su polla, saca el condón y se maravilla, entre risas, de la cantidad de semen que echó, la beso, le estoy muy agradecida por su gesto de no dejarme a dos velas, ella me abraza y me dice que no iría yo a pensar que me quiere solo de mamporrera.

mamporreras

Nos levantamos, tenemos que colocar el cuarto para su próximo cliente, adecentarlo un poco, hacer la cama y esas cosas, ya os podeis imaginar… No hubo otros clientes en toda la tarde, tampoco hicimos la cama, más bien lo contrario, pero… no se si os gustan las historias de transexuales con chicas así que si veo que os gustan os contaré otro día lo que pasó y si no… pues oye, no está mal que conozcais como se lo hace una puta en estos casos ¿no?

Eso si, sabed una cosa, y os lo digo por experiencia, cuando un cliente pide a una transexual y a una chica normalmente termina prefiriendo que la transexual lo folle y pasa bastante de la chica, somos un accesorio morboso en la escena, pero ni mucho menos lo principal, supongo que esto es también aplicable cuando no hay dinero de por medio, así que ya sabeis chicas morbosas (que algunas también leeis las cosillas que escribo) si os lo montais con un chico y una transexual posiblemente salgais defraudadas del asunto, no es la primera vez que me sucede esto en compañía de mi amiga.

7 Comentarios:
  1. | sir_oinkcelot dice:

    A menudo dices que tienes estudios en tus post…Tener la ESO no es tener estudios….

    FUCK YEAHHHHHHH!!

  2. | Alba Escort dice:

    ¿Y tu que sabes que estudios tengo? es más cuando yo estudié no había ESO y ya pasé la universidad, así que ya ves.

  3. | Fallen dice:

    toma hachazo en toda la boca al señorito, tu tu ruu.
    De todas formas menudo trio os marcasteis ¿no?

  4. | Alba Escort dice:

    Bueno, no estuvo mal, pero podría haber estado mejor si no me diese un tanto de lado el cliente, eso si, creo que él se lo pasó de cine

  5. | Manuel dice:

    Me contaba una profesional que los servicios con dos hombres le resultaban muy fáciles. Se ponía de rodillas y jugaba como en una peli porno; agarraba sus miembros, uno con cada mano, y su lengua pasaba del uno al otro; pero sobre provocaba de palabra mientras ellos se recreaban mirándola en esa posición y sintiéndose los dueños de la situación. Según decía ella la erección era inmediata y la posterior eyaculación más rápida que con otros juegos porque los hombres, sin reconocerlo, se excitaban aún más por la proximidad de otro hombre también desnudo, aunque no fueran homosexuales. Era su teoría y para estas cosas de cómo hacer caja no era mujer de mentiras.

  6. | sir_oinkcelot dice:

    Si… pasaste la universidad en coche…. porque otra cosa…

    FUCK YEAH
    !

  7. | Alba Escort dice:

    Pues puede ser Manuel, pero ya sabes, cada una cuenta la fiesta según le va, según sus gustos y preferencias, etc.

    Sir Oinkcelot, otro comentario así y te lo baneo, comprende que es indistinto que haya pasado o deje de pasar por la universidad, no es en absoluto relevante y no voy a discutir contigo sobre ello, más que nada porque lo que estoy viendo es que te apetece trolear, así que respeta y seguirás escribiendo comentarios, si no respetas a mi, y sobre todo a otros lectores, no te publico ni uno más. Tu mismo.

Sobre mi

Soy Alba y llevo una doble vida. Soy escort desde hace 1 año y estoy casada sin que mi marido sepa nada de lo que hago.

Esta identidad oculta me hace sentir viva y en este blog os voy a hablar de mi, de sexo y de la prostitución.