Vídeo amateur grabado con cámara oculta

¡Atención chicas! Si quedáis por Internet con algún tío para echar un polvo y no queréis correr el peligro de que os grabe con una cámara oculta, procurad que no sea en su casa ni en un hotel donde haya cogido la habitación con antelación.

En Internet existe un gran mercado de este tipo de vídeos de chicas grabadas a escondidas con una cámara oculta, “el ojo que todo lo ve”, y luego el pajillero de turno, se encarga de difundirlo por Internet para su regocijo sexual.

Los exhibicionistas lo venden, los voyeurs lo compran y entre tanto, a muchas les toca joderse, porque es complicado demostrar que ese vídeo es propio. En cualquier caso, sabemos que unas pajillas os cascaréis con este vídeo robado, porque no tenéis escrúpulos y en el fondo, así es como hay que ser para disfrutar del sexo.

Felices pajas, voyeurs.